La ELA

ELA…(Esclerosis Lateral Amiotrófica) 
Actualmente la OMS la clasifica como una enfermedad del tipo neuromotor, aqueja a más del 22% de la población mundial y va en crecimiento.
Las características principales que presenta esta enfermedad van desde dispepsia, alteraciones del sueño y sobre todo características vasculares motoras.
Progreso de la enfermedad
Las fibras nerviosas, en sus células de Shawnn, disipan las toxinas que son producidas por virus particularmente. Hoy en día la aparición de dichos microorganismos en el sistema nervioso central motiva a una resequedad de dichas células y por consecuencia se genera una protección de ellas por parte del Fórnix haciendo que la célula se inflame y por consecuencia se formen exudados que, vía Nódulos de Ranvier, su toxicidad es llevada en dirección intracraneal afectando principalmente a la médula Oblongada y sobre todo al Puente de Varolio, generando una cantidad de calor en esa zona y provocando que la encefalina (hormona) se contamine, contaminando a su vez al cerebelo dando los síntomas asociados con el sistema motor humano.
Cuando la enfermedad se ha establecido totalmente en el sistema nervioso neurovegetativo, se realiza una serie de Secuenciaciones Genómicas Biocuánticas (SGB) de ajuste y mejora, es decir cambios bioquímicos en dicho sistema que representan cambios adversos para los mensajeros de ARN únicamente. La razón de ellos es que la telemerasa en los centrómeros de cada una de las células musculares se sobre excita con toxicidad y con el resultado de las SGB, logrando que el músculo sea protegido y por tanto sea llevado a control total por el Fórnix sin lograrlo ya que a nivel celular y dentro de ellas, las mitocondrias no pueden llevar ya más alimento que es primordial para la subsistencia del núcleo, lugar en donde se localizan todos los cromosomas.
La enfermedad se manifiesta particularmente dentro de la hélice de los cromosomas 1 y 15 y ellos se ven afectados por esta toxicidad, generando ahora el Fórnix una SGB de protección a ese nivel, sin lograr que los cromosomas sean normalizados, pero sobre todo contaminando el citoplasma celular y por consecuencia su mecanismo de lisis que son los ribosomas.
Cuando la célula no ha sido lisada por el Fórnix, esta se vuelve indiferenciada y por consecuencia el Fórnix mismo la convierte en célula de Shawnn alterada, cosa que finalmente se convierte en el inicio de la liberación de URACILO a nivel cromosoma, protegiendo en procesos posteriores de contaminación hacia el resto de las células iniciando un proceso concatenado de la enfermedad y desde luego a la degradación del músculo, perdiendo el tono y sobre todo la fortaleza de la red muscular ferroso – férrica, manifestando así el deterioro de la persona y por consecuencia la serie de síntomas asociados con fatiga muscular y distención de ligamentos, convirtiéndose en dolor articular y por tanto molestia generalizada.
La ELA afecta principalmente a adultos entre 32 y 78 años. La proporción entre hombres y mujeres es aproximadamente 1/4 a favor de los varones.
En España se estima que cada año se diagnostican casi unos 900 casos nuevos de ELA (2 a 3 nuevos casos por día) y que el número total de personas que viven con ELA ronda las 4.000, aún que las cifras pueden variar.
La incidencia de esta enfermedad en la población española es de 2/100 000 y la prevalencia es de 1/10 000 (esto significa que unos 4400 españoles vivos desarrollarán la ELA durante su vida).
El diagnóstico dentro de la medicina oficial es fundamentalmente clínico, es decir, no existe ninguna prueba específica que dé el diagnóstico definitivo.
En Biocuántica Energética Aplicada es totalmente diagnosticada, tratada y curada sin secuelas posteriores ni recidiva.
En la actualidad se realizan algunas pruebas de detección dentro del campo de la medicina oficial entre las que destacan, resonancia magnética nuclear, cerebral o espinal, la electromiográfico, y determinados análisis de sangre específicos.
En la mayoría de las ocasiones el diagnóstico oficial definitivo puede tardar varios meses en producirse, aun después de realizar todas las pruebas pertinentes y observar la evolución de los síntomas.
Con la Terapia de Biocuántica Energética Aplicada el diagnóstico puede ser ofrecido en el corto plazo, es decir dentro de la primera terapia a la que el paciente es expuesto y el resultado es igualmente rápido y favorable logrando que la estabilidad física, emocional y mental se desarrolle y que el individuo pueda llegar a rehacer su vida laboral totalmente.
Por ahora no existe ningún tratamiento médico oficial probado contra la ELA.
Se utilizan varios factores de crecimiento neuronal y de agentes bloqueantes del glutamato, pero los resultados son del corto plazo con recidivas en el total de los pacientes.
Con la BIOCUÁNTICA ENERGÉTICA APLICADA no hay indicación de medicación, pero siempre se recomendará asistir a alguna clínica para su valoración oficial y su alta posterior a la aplicación de la terapia.

Javier Cantu
Creador de la Biocuántica Energética Aplicada y el Par Biocuántico